inicia sesión

palabraiSYS es una fundación para desarrollar proyectos sociales de salud digital

enfermeria

Reflexionar sobre el concepto de salud digital en diferentes ámbitos de la salud es necesario. A pesar de ser un tema del que se habla mucho actualmente, a veces puede ser difícil tener un buen conocimiento al respecto y ello puede generar algunas reticencias. En este artículo, reflexionamos sobre la vinculación entre la enfermería y la salud digital, identificando los usos, posibles beneficios y limitaciones para los cuidados de enfermería.

La enfermería y el uso de la tecnología para la asistencia

Las enfermeras cuidan personas, enfermas o sanas, en cualquier momento del ciclo vital. Su objetivo es el cuidado y la promoción de la salud y pueden estar presentes en diferentes ámbitos como hospitales, atención primaria, domiciliaria, investigación, empresas, gestión, política, etc.

Actualmente, observan que, a pesar de usar la tecnología en su vida cotidiana, no en todos los casos se utiliza profesionalmente para el cuidado de las personas. A menudo las propias enfermeras se posicionan como barrera al uso de la salud digital, en concreto de la teleasistencia, argumentando que priorizan el trato personal, que optan por la calidad de la atención e incluso reconociendo que se sienten más cómodas con la presencialidad.

A pesar de esta resistencia, que puede ser personal o institucional, la realidad es que la transformación digital existe y va de la mano con los avances tecnológicos. La realidad es que la digitalización en salud implica más que el uso de tecnología; pide un cambio de actitud.

Digitalización en salud: la teleasistencia

La teleasistencia es una relación a distancia entre la enfermera y el usuario, muchas veces paciente, usando las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), el teléfono, chat o alguna otra plataforma. Aunque hace tiempo que hablamos de ello, ha sido durante la pandemia y por necesidad, que hemos visto un mayor uso de la teleasistencia, aunque debemos reconocer que las enfermeras no estábamos preparadas. Por ello, hoy es indispensable tener:

  • Formación que debería ir más allá del uso de los dispositivos tecnológicos y tratar formas de comunicación, usos éticos de la información, etc.

  • Herramientas o instrumentos adecuados. Muchas veces las enfermeras, como ciudadanas tenemos mejores recursos para llevar a cabo esta comunicación digital en nuestras casas que en el lugar de trabajoorresponde a los centros mejorar las tecnologías disponibles.

  • Capacitación para sentirnos seguras y trabajar mejor. Queremos saber que lo que estamos haciendo es correcto y si no es así, saber cómo mejorarlo. Ahora mismo muchas de las acciones dependen de la buena voluntad o de la motivación personal.

  • Agendas. Es necesario que estas visitas de teleasistencia se contemplen en la jornada de las enfermeras y formen parte de las agendas y de las planificaciones. En muchos casos, ahora mismo, se hace por añadidura y sin una planificación que permita dedicar el tiempo adecuado.

Estamos ante un cambio de modelo en el que la teleasistencia probablemente complementa la presencialidad. Su potencial depende de diferentes factores:

  • Teleasistencia reactiva: reduce costes en atención social.
  • Teleasistencia proactiva: incide directamente en el tiempo que las personas están en casa y esto hace que haya menos ingresos hospitalarios. No se acude tanto a urgencias, las personas (pacientes y cuidadores) incrementan la su sensación de seguridad y percepción de tranquilidad e incluso tienen una mejor percepción de su autonomía.

Además, la teleasistencia se puede contemplar desde distintos puntos de vista dependiendo de cuál sea el rol de la persona:

  • Los gestores seguramente la ven como una forma de optimizar recursos (materiales, económicos y de personal).
  • Los usuarios desean sentirse bien atendidos. De hecho, una parte de la ciudadanía como son las personas con alguna patología crónica que tienen visitas de control periódicas; las personas muy ocupadas; las que acuden desde distancias importantes y prefieren evitar los desplazamientos, hace tiempo que reclama esta teleasistencia.
  • Hay profesionales convencidos y profesionales resistentes al cambio. Pero incluso los convencidos no encuentran sentido a las actividades fragmentadas, ya que una actividad de teleasistencia esporádica y sin continuidad, deja de aportar valor.

Algunas veces, estos tres grupos de personas e incluso personas de dentro de cada grupo avanzan a ritmos distintos, lo que genera malentendidos que también acaban siendo barreras.

¿Qué necesidades tienen las enfermeras respecto a la teleasistencia?

Ante esta situación postpandemia, desde el Colegio Oficial de Enfermeras de Barcelona, se está llevando a cabo un proyecto para dar soporte a las enfermeras que realizan teleasistencia; intentando analizar su contexto actual. ¿Cómo? Identificando necesidades y motivaciones de las enfermeras sobre este tema, determinando qué ha funcionado bien para poder implementarlo, analizando qué aspectos pueden ser mejorados y poniendo en valor las buenas prácticas de teleasistencia.

El proyecto, en fase inicial, está analizando la actualidad para proyectar el futuro de la teleasistencia. Para ello, ya se ha llevado a cabo una primera sesión de co-creación con enfermeras de diferentes ámbitos, especialistas, gestoras, académicas y otros profesionales de la salud expertos, con el objetivo de dar significado a la tecnología.

captura ciruclos salud de infemereria

Los círculos en azul claro representan lo que las enfermeras priorizamos y los círculos en azul más oscuro lo que las enfermeras necesitamos. El recuadro más oscuro representa la necesidad de un marco ético y legal.

Objetivos a corto plazo

Actualmente, los dos principales objetivos en cuanto a la enfermería y la salud digital son: en primer lugar, facilitar que las personas puedan estar más tiempo en sus domicilios y menos tiempo en los hospitales y, en segundo lugar, mejorar la seguridad de los pacientes y de las enfermeras.

Para el primer objetivo, se necesitan instrumentos de monitorización intensiva con datos agregados y bien gestionados y con una interoperabilidad asegurada. Esto está directamente relacionado con la falta de enfermeras y con el lugar de trabajo. Probablemente se necesitarán más enfermeras en los domicilios y que esto asegure menos ingresos, aunque sabemos que supone una revolución asistencial.

Para el segundo objetivo, se necesita trabajar desde la mejor evidencia posible (enfermería basada en la evidencia). Actualmente, no se disponen de buenos datos: no están depurados ni bien tratados. Se necesitan enfermeras expertas en datos y para ello, se requiere una formación previa. El Big Data es una fuente importante de información que permite incrementar la calidad de las decisiones que tomamos las enfermeras. Existen distintos tipos de datos y cada uno de estos tipos requiere un tratamiento distinto. Por ello, se contemplan diferentes modelos:

  • Descriptivo: explican lo que ya ha sucedido. Tratan los datos estadísticamente y aportan un resumen para que los profesionales lo usen. Estos resúmenes explican las relaciones entre datos y se pueden obtener diferentes categorías que correspondan a distintos tipos de niveles de riesgo, que requerirán cuidados de enfermería distintos.
  • Predictivo: analizan resultados anteriores para calcular posibilidades de que sucedan determinados eventos. Por ejemplo, el objetivo es predecir el riesgo de sufrir un infarto agudo miocardio y así trabajar en esta dirección para evitar que esto ocurra, si es posible. Por lo tanto, es un modelo que se focaliza en datos relevantes.
  • Prescriptivo: son capaces de analizar muchas variables, estudiar las relaciones entre ellas y dar soporte a una toma de decisiones mucho más segura.

Enfermería y salud digital: ventajas e inconvenientes

A modo de resumen destacamos algunas ventajas e inconvenientes que identificamos respecto a la salud digital:

Ventajas:

  • Minimiza las distancias geográficas y permite cuidados y atención a pesar de estas distancias
  • Accesibilidad informativa
  • Empoderamiento de los pacientes y de las enfermeras
  • Asistencia más predictiva y no tan reactiva
  • Fomento de la adherencia de tratamientos a través de estas herramientas digitales
  • Mejor precisión diagnóstica y monitorización intensiva

Inconvenientes:

  • Los profesionales a veces sufren un sentimiento de amenaza
  • Hay instituciones no adaptadas y la salud digital requiere inversión por lo que algunas instituciones están ralentizando esta adaptación
  • Miedo a la deshumanización tecnológica
  • Falta seguridad de los datos
  • Falta integrar protocolos en la planificación de las visitas

En este ámbito es fundamental tener en cuenta siempre la aplicación de los principios éticos y los criterios de seguridad en el uso responsable de las tecnologías.

Referencias

Fundación iSYS. (8 de setiembre de 2022). eHealthBEATS: Enfermería y salud digital [Video]. Youtube. Extraído de

Pilar GonzalezPilar González
Directora del Grado en Enfermería en Blanquerna - Universitat Ramon Llull. @pgonzalezgal

innovacion

Actualmente, el sistema sanitario se encuentra en un entorno VUCA, cuyas siglas en inglés significan que es un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo.

Problemas del sistema sanitario

La llegada de la pandemia ha empeorado la frágil situación en la que se encontraba el sector de la salud, que ya estaba al borde del colapso, por diferentes factores:

  • La esperanza de vida ha aumentado ya que tenemos un mejor sistema sanitario y mayor calidad de vida
  • Existe un mayor envejecimiento de la población: por lo que hay más enfermedades crónicas y enfermedades emergentes; lo que genera un crecimiento exponencial del gasto público a nivel sanitario que dificulta la sostenibilidad
  • Hay una demanda superior a la capacidad
  • El sistema tiene una organización tradicional vertical y fragmentada, no orientada al proceso asistencial. Esto dificulta el seguimiento y dar una respuesta óptima a las diferentes necesidades y complejidad del paciente
  • Existen prácticas de “no valor” que consumen recursos y ralentizan resolución de problemas
  • Falta de profesionales

¿Qué podemos hacer para que el sistema sea sostenible?

Innovar es la única solución. Según la OECD/Eurostat (1), la innovación es un nuevo o mejorado producto, servicio o proceso (o una combinación de los dos) que difiere significativamente de los productos, servicios o procesos previos. Y que, por lo tanto, aporta valor.

Actualmente, se busca un modelo de open innovation. La innovación proviene tanto de dentro del sistema (hospitales, centros de salud, etc.) como de fuera (start-ups, empresas que hacen productos para mejorar los hospitales, etc.). Lo importante es que todos los actores implicados en el proceso asistencial se unan y creen soluciones de manera conjunta que den respuesta a problemas reales mediante la tecnología que aporta una gran empresa o start-up.

Los objetivos principales que persiguen mediante la innovación en el sector salud son:

  • Mejorar los resultados sanitarios del paciente
  • Disminuir el coste de los procesos asistenciales
  • Mejorar la experiencia del profesional sanitario
  • Mejorar la experiencia del paciente

Los tres actores principales son el paciente, el profesional y el gestor.

Los profesionales necesitan acceder a las mejores herramientas para poder proporcionar la mejor asistencia a sus pacientes y a su vez, para poder proporcionar estas herramientas a los profesionales, se deben dar herramientas a los gestores para que puedan tener una visión general del funcionamiento del sistema. De esta manera, podrán realizar las acciones adecuadas para mejorar los procesos, hacerlos eficientes, y disponer de los recursos necesarios para poder ayudar a los profesionales.

Transformación digital, una parte importante de la innovación

Una de las palancas que están ayudando al proceso de innovación es la transformación digital en la que está inmerso actualmente el sector.  El uso de herramientas digitales, como pueden ser la inteligencia artificial, la impresión 3D, la realidad virtual, etc., está ayudando a redefinir y mejorar los procesos haciéndolos más eficientes y eficaces.

Por ejemplo, mediante la realidad virtual se puede mejorar el proceso asistencial de un paciente que se somete a una intervención quirúrgica. El paciente puede conocer cómo será su proceso quirúrgico, desde su diagnóstico, que se puede explicar con modelos de realidad virtual, hasta poder vivir de manera inmersiva como será el día de la intervención. Esto favorecerá la comprensión del paciente de todo lo que le va a suceder, por lo que ayudará a evitar parte de la intranquilidad y angustia que sufre durante todo el proceso.

El futuro de la salud

Según el World Economic Forum, la salud del futuro se basa en 3 grandes líneas: Hospitales inteligentes, el paciente en casa y el uso de datos.

Una de las líneas que va a tener mayor impacto es el uso de los datos mediante la construcción de algoritmos de inteligencia artificial que permitan alcanzar la medicina de las 5P: predictiva, participativa, preventiva, poblacional y personalizada.

Actualmente ya se está trabajando en esta línea, aunque existen algunas barreras que impiden su progreso. La principal es que no hay suficiente personal cualificado en el análisis de datos y construcción de algoritmos (data science).

Otras barreras son:

  • Miedo de los profesionales a la substitución
  • Calidad de los datos
  • Datos e imágenes no clasificados
  • Dudas de seguridad y éticas

Línea de trabajo 1: Hospitales inteligentes

Permiten automatizar aquellas actividades de no valor para que el personal asignado a estas prácticas puede dedicarse a prácticas de valor. Se aumentan los recursos y hacen eficiente el proceso gracias a herramientas digitales.

¿Qué esperamos de los hospitales inteligentes?

  • Mantenimiento Inteligente de aparatos de electromedicina
  • Trazabilidad de activos y materiales, gracias a la conectividad y el Internet of things: por ejemplo, mediante la trazabilidad de activos se permitió localizar, en tiempos de pandemia, todos los respiradores dispersos en el hospital en menos de 3 horas
  • Trazabilidad de pacientes
  • Gestión automática de stocks: si falta material, proactivamente se debería poder lanzar una alerta y realizar los pedidos de manera automática
  • Almacén autogestionado
  • Limpieza de quirófanos
  • Sistema de ventilación, calefacción, aire acondicionado, humedad, CO2, Ozono…
  • Señalética
  • Sistema de orientación individual
  • Registro automático de entrada de pacientes
  • Gestión de colas, de salas de espera y de camas
  • Derivación automática

Un ejemplo de trazabilidad de pacientes y activos es el caso de éxito en el proceso quirúrgico de Vall d’Hebron junto a MySphera, empresa que forma parte de Wyara (Huh de open innovation de Telefónica que financia start-ups tecnológicas). Se trata de un sistema de trazabilidad del paciente durante todo el proceso quirúrgico.

Cuando el paciente entra en el bloque quirúrgico se le coloca una pulsera. Esta pulsera es detectada por una serie de pequeños dispositivos que funcionan con bluetooth colocados a lo largo de todo el bloque quirúrgico. Esto permite tener una localización en tiempo real de donde se encuentra el paciente físicamente y en qué fase del proceso está (en espera, en el quirófano, en recuperación, etc.).

Esta información permite:

  • Optimizar el proceso quirúrgico ya que se tiene medidos todos los tiempos de cada una de las etapas del proceso y se pueden detectar cuellos de botella
  • Lanzar tareas de manera automática como por ejemplo el envío del equipo de limpieza al quirófano una vez se sabe que ha quedado libre o informar al cirujano de que el paciente ya está listo en el quirófano
  • Informar a los familiares de la situación del paciente lo que humaniza el proceso

Con la implantación de este sistema de trazabilidad se ha conseguido disminuir la lista de espera y ganar un mes de quirófano. Es decir, lo que antes hacían en 13 meses ahora lo pueden hacer en 12 meses.

Línea de trabajo 2: Paciente en casa

El paciente tiene que estar el mínimo tiempo posible en el hospital o en el centro de primaria porque donde mejor se recupera es en casa. Pero para poder tener el paciente en su domicilio, debe estar bien monitorizado.

¿Qué se puede conseguir con la monitorización remota de pacientes y/o ciudadanos?

  • Seguimiento de pacientes crónicos
  • Alta precoz
  • Hospitalización a domicilio
    • Ayuda a sobrellevar la soledad que puedan sufrir las personas mayores: cada vez hay más personas mayores solas en casa que no se sienten seguras y tienen miedo de que les ocurra algo. La tecnología está permitiendo monitorizarlas y proporcionarles herramientas que las hagan sentirse más seguras. Por ejemplo, Telefónica junto a Aerial, empresa de Wyara, ha desarrollado un sistema de monitorización no invasiva de la persona mayor en su domicilio. Mediante la detección de las interferencias de las ondas wifi que produce la persona cuando se mueve, se puede construir un mapa de la persona lo que permite detectar comportamientos fuera de lo habitual. Estas herramientas permiten alargar la estancia en su propio domicilio y evitar que tenga que ir a una residencia.
  • Telemedicina: tener este control remoto evita muchos desplazamientos innecesarios (visitas de rutina) de un paciente que está lejos del centro de atención
  • España vaciada
  • Interconsultas

Para ejemplificar esta línea de trabajo, cabe mencionar otra de las soluciones aportadas por una empresa de Wayra: TUCUVI. Se trata de un asistente virtual que permite monitorizar pacientes sin necesidad de conectarse a dispositivos y que está enfocado a personas mayores. El algoritmo LOLA hace llamadas a la persona mediante un lenguaje empático y natural para recoger ciertas biomedidas como la temperatura, el peso, etc. Luego transforma mediante la tecnología NLP estructura la información, que queda disponible en una plataforma que puede consultar el personal médico.

Dentro de esta línea de trabajo se incluyen los command center o cuadros de mando integrales que permiten tener una visión integral de los procesos asistenciales, con información de cada paciente. Por ejemplo, esta solución permite tener la visión de variables clínicas más importantes de los pacientes de una UCI en un único punto.  Pero ya no solamente en los boxes que hay en el hospital, sino de manera remota. Durante la pandemia, se ha evidenciado una falta de intensivistas. Si podemos tener monitorizados a los pacientes en un pequeño hospital, donde sí hay UCI, pero no intensivistas aumentamos la capacidad de las UCI a nivel global lo que permite evitar traslados de pacientes a un hospital donde sí haya intensivistas. Por lo tanto, aumenta la eficiencia del personal, prioriza la atención al paciente, reduce el estrés provocado por frecuentes alarmas y ayuda en la toma de decisiones clínicas

Línea de trabajo 3: Big data e inteligencia artificial

El uso de datos nos está llevando a la medicina de las 5P. El objetivo es tener una medicina más proactiva y no tan reactiva; tener toda la información posible del paciente para poder hacer un tratamiento más personalizado y poder prever situaciones de riesgo e incluso predecir algunas situaciones.

De hecho, ya existen algunos algoritmos aprobados. Por ejemplo, la FDA aprobó un algoritmo capaz de detectar retinopatías mediante el análisis de retinografías y Google ha desarrollado un algoritmo para la ayuda al diagnóstico de cáncer de pulmón gracias al análisis de TACS.

Colaboración pública vs privada

Cada vez se están abriendo más vías de colaboración entre las entidades públicas y privadas para que se pueda aportar valor en la investigación, cocrear soluciones y dar respuesta al sector.

Los hospitales tienen las necesidades y las empresas la tecnología que puede ayudar a cubrir dichas necesidades. Esta asociación público-privada debe permitir co-crear soluciones que den respuesta a problemas reales.

Un ejemplo de colaboración público-privada de éxito es la colaboración entre el Hospital San Carlos de Madrid, Roche y Wayra (Telefónica): Púlsar, una nueva aceleradora de start-ups que nace para impulsar la innovación en oftalmología y otras áreas terapéuticas.

Referencias

(1) Oslo Manual 2018: Guidelines for Collecting. Reporting and Using on Innovation, 4th Edition

(2) Fundación iSYS. (29 de junio de 2022). eHealthBEATS: Experiencias en Innovación y Transformación Digital en Sector Salud público y privado [Video]. Youtube. Extraído de 

Eva AurinEva Aurín
Gerente eHealth en Telefónica España, profesora y coordinadora del Máster eHealth de “la Salle”- Universitat Ramon Llull y vicepresidenta de la Societat catalana de Salut Digital. @eaurinp

Plantilla imagen web experiencias internacionales tiny

Tener buenos referentes en salud digital es imprescindible para construir su futuro. Además, si son cercanos, son más accesibles para las nuevas generaciones que quieran integrarse. Durante la mHealth BCN Conference, se presentaron cuatro másteres en salud digital de España.

Máster en Salud Digital (UOC)

Actualmente, nos dirigimos hacia una atención sanitaria en la que el paciente es el centro. Por eso, desde hace un tiempo se está haciendo mucho énfasis en hacer poderosa a la población y alfabetizarla. Pero no solo el paciente debe estar empoderado, la pandemia nos ha hecho ver que los profesionales sanitarios también deben contar con herramientas que les permitan empoderarse y empoderar.

Por eso, el máster en Salud Digital de la UOC busca la promoción de la salud, la implementación de soluciones, la investigación y la profesionalización mediante el uso de diferentes tecnologías. Los objetivos principales son:

  • Adquirir las competencias digitales necesarias para que estos profesionales lideren el cambio de paradigma (que ha acelerado esta pandemia) en las organizaciones del entorno de salud. Por lo tanto, ser líder en la autogestión de la salud en la sociedad red
  • Implementar y evaluar las intervenciones de salud digital
  • Optimizar los procesos de prevención, promoción, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes en el entorno digital
  • Formar profesionales capaces de detectar las nuevas necesidades del ecosistema de salud, valorarlas y abordarlas mediante intervenciones optimizadas de eSalud (individual y poblacional)
  • Conocer los límites de la Roboética y crear soluciones tecnológicas que siempre respeten la ética y la deontología profesional

Hoy en día, existe una creciente demanda de profesionales para dar respuesta a los retos en salud digital. Por eso, el máster está dirigido principalmente a los profesionales sanitarios que quieran especializarse y liderar el uso de la tecnología centrada en el usuario en su campo de trabajo. Sin embargo, la temática y el enfoque multi e interdisciplinario hace que la formación sea relevante para personas de distintos ámbitos de conocimiento y zonas geográficas

“Somos pioneros en esta formación global y el único máster oficial en salud digital. Además, somos Centro Colaborador de la OMS en Salud Digital y tenemos, a su vez, un centro de investigación de primer nivel en este campo, el eHealth Center de la UOC” nos cuenta el Dr. Antoni Baena, director del máster en Salut Digital de la UOC y coordinador del Grupo de Expertos en TIC del Colegio Oficial de la Psicología de Catalunya.

Más información en: https://estudios.uoc.edu/es/masters-universitarios/salud-digital/plan-estudios

Máster en eHealth: tecnologías de la información y gestión sanitaria (La Salle)

El Máster en eHealth de La Salle cuyo codirector es Toni Masi Roig, director TIC del Banc de Sang i Teixits y asesor del comité estratégico de TIC del Departament de Salut, está focalizado en proporcionar una formación a los profesionales asistenciales que les permitirá desarrollar competencias de gestión en instituciones sanitarias y la orientación del profesional sanitario a las tecnologías 2.0 aplicadas al sector. ¿Cómo?:

  • Reciclando al profesional sanitario en las nuevas tecnologías
  • Integrando en los hospitales nuevos servicios sanitarios de valor añadido
  • Aplicando eficazmente las TIC para la mejora de la gestión sanitaria y la atención asistencial
  • Creando y gestionando comunidades virtuales entre profesional sanitario y paciente
  • Incrementando la competitividad de la gestión sanitaria utilizando las TIC
  • Diseñando y desarrollando nuevos productos y/o servicios tecnológicos para la sanidad
  • Analizando y explotando datos asistenciales en entorno Big Data, Machine Learning, IA, en beneficio de la gestión sanitaria
  • Formando Project managers capaces de liderar proyectos y gestionar grupos de trabajo en un entorno sanitario

La eHealth puede aportar valor a todos los entornos con los que el profesional sanitario interactúa como el hospital, pacientes, atención primaria, escuelas, sociosanitarios, etc. Los profesionales asistenciales son los que pueden detectar los problemas en los hospitales y centros sanitarios, además de tener las soluciones. Por eso, el perfil de entrada de los participantes son profesionales asistenciales que quieran orientarse a la salud 2.0. Sin embargo, el máster también se enfoca a cualquier persona que pueda trabajar en un entorno sanitario junto a personal de tecnología o consultoría en el sector médico. El máster es online y presencial (campus La Salle Barcelona) y se estructura en tres bloques: tecnología de la información, soluciones ehealth y gestión sanitaria, que desembocan en un trabajo final de máster dónde se aplican los conocimientos aprendidos buscando soluciones a los problemas del día a día.

Más información: https://www.salleurl.edu/es/estudios/master-en-ehealth-tecnologias-de-la-informacion-y-gestion-sanitaria

Máster en Inteligencia Artificial y Big Data para la Salud (UAB)

 La inteligencia artificial está cada vez más presente en sector de la salud. Según el Libro Blanco del CIDAI, los retos actuales son el impulso tecnológico, social y económico, la medicina de las 4P (predictiva, preventiva, personalizada y participativa), la medicina personalizada junto al hospital inteligente, Internet of medical things (IoMT), data-driven en procesos y terapias y, por último, la mejora de los servicios de salud y la transformación tecnológica para la contribución social y económica.

Aún queda mucho trabajo por hacer y mejorar en diversos aspectos. Existen algunas barreras como:

  • Falta de acceso a los datos. No integración ni homogeneidad y GDPR (reglamento)
  • Datos no compartidos
  • Falta de colaboración público-privada
  • Organizaciones que no asumen el rol de la inteligencia artificial en la toma de decisiones
  • Modelo ético y regulatorio difícil de adaptar a la práctica clínica
  • Ausencia de formación del personal sanitario
  • Resistencia al cambio de los profesionales de salud
  • Falta de expertos en análisis de datos y dificultad de su retención
  • Riesgo de no aceptación social

José Ibeas, codirector junto con Dolores Rexachs del máster en Inteligencia Artificial y Big Data en Salud de la UAB, además de pastpresident en la Vascular Access Society, vicepresidente en  GEMAV, consultor en Nefrología del Hospital Universitari Parc Taulí y Director del grupo de Nefrología Clínica, Intervencionista y Computacional (CICN) del Instituto de Recerca del Parc Taulí explica que, debido a esta necesidad de formación en inteligencia artificial en salud, desde la Unidad Mixta de la Escuela de Ingeniería de la UAB y el CICN  del Parc Taulí se ofrece:

  • Formar profesionales especializados en el procesamiento y análisis de datos clínicos relacionado con la salud
  • Adquirir el conocimiento específico para la construcción de una solución para mejorar el conocimiento y la toma de decisiones en el área de salud, sin olvidar la parte legal y ética
  • Desarrollar la capacidad de creación de equipos multidisciplinares que permitan abordar los nuevos retos que plantea esta medicina personalizada
  • Adquirir conocimientos avanzados en las áreas de la adquisición de datos, almacenamiento y visualización de datos, seguridad y privacidad
  • Desarrollar un proyecto de análisis de datos clínicos

El perfil de estudiante es el profesional de la salud, fundamentalmente clínicos, enfermería, farmacéuticas, etc. ypor otro lado, ingenieros de datos en salud orientados a investigación, innovación o gestión clínica. El máster está enfocado a rentabilizar el trabajo actual del alumno.

Más información en:

Máster en Industria 4.0: modelización, Simulación y Materialización (UPC)

La Industria 4.0 es la realización de la transformación digital del campo, que brinda la toma de decisiones en tiempo real, productividad mejorada, flexibilidad y agilidad. “El máster en Industria 4.0”, explica el Dr. Pau Fonseca, codirector del máster y profesor responsable de inLab, laboratorio de innovación e investigación, “se centra en este ámbito y busca ser eminentemente multidisciplinar y transdisciplinario”. Sus objetivos son:

  • Entender los problemas de la industria 4.0 y los procesos de transformación digital industrial
  • Identificar los modelos de aprendizaje automático y las técnicas estadísticas de investigación operativa más adecuadas para un determinado problema.
  • Ser capaz de liderar un proceso de transformación digital en una organización.
  • Hacer uso de digital twins (réplica virtual de un producto, servicio o sistema real que permite adelantarse a posibles problemas y experimentar sin correr riesgos antes de lanzar nuevas funcionalidades) en procesos industriales, robótica colaborativa o diseños de puestas en marcha virtuales

Durante los últimos años los participantes del máster han sido, fundamentalmente, ingenieros con formación científico-técnica. Sin embargo, es un máster abierto a perfiles sociales y clínicos. En general, está orientado a gente que necesita conocer cuáles son las técnicas y tecnologías que van a liderar el proceso de transformación digital. Durante el máster se dan los puntos claves para conocer la industria 4.0 en profundidad y poderse establecer como especialistas en el ámbito que les interese. El máster se estructura en dos posgrados y es un modelo pedagógico online.

Para ejemplificar el máster, algunos casos de estudio en inLab son:

  • NECADA. Es un modelo de simulación para identificar los mejores escenarios sostenibles en cuanto a confort, energía y costes para la rehabilitación de espacios.
  • Gemelo digital de la pandemia en Cataluña. Utilizaron esta replica para ver la evolución, número de casos y el futuro de la pandemia en Cataluña.

Más información en:

https://www.talent.upc.edu/esp/estudis/formacio/curs/202500/master-industria-4-modelizacion-simulacion-materializacion/

Referencias

Fundación iSYS. (24 de febrero de 2022). mHealth BCN Conference 2022: El valor de la mHealth [Video]. Youtube. Extraído de

Antoni BaenaAntoni Baena
Director del máster en Salut Digital de la UOC y coordinador del Grupo de Expertos en TIC del Colegio Oficial de la Psicología de Catalunya. @antoni_baena
Toni MasiToni Masi Roig
Director TIC del Banc de Sang i Teixits y asesor del comité estratégico de TIC del Departament de Salut. @toni_masi
Jose IbeasJosé Ibeas
Codirector del máster en Inteligencia Artificial y Big Data en Salud de la UAB, pastpresident en la Vascular Access Society, Director del grupo de Nefrología Clínica, Intervencionista y Computacional (CICN) del Instituto de Recerca del Parc Taulí. @JoseIbeas1
Pau FonsecaPau Fonseca
Codirector del máster y profesor responsable de inLab, laboratorio de innovación e investigación.

Plantilla imagen web experiencias internacionales tiny

El 2007, nació el mundo digital con la aparición del primer iPhone. Supuso una revolución digital en todos los ámbitos, incluido el de la salud, que marcó un antes y un después en nuestra sociedad. Tanto es así que, actualmente, este cambio digital nos ha brindado la oportunidad de realizar monitoreo remoto de pacientes.

¿Qué es el monitoreo remoto de pacientes?

La Oficina de Responsabilidad del Gobierno de los EE. UU. define el monitoreo remoto de pacientes (RPM) como: “un sistema coordinado que utiliza uno o más dispositivos de monitoreo móviles o en el hogar que transmiten datos de signos vitales o información sobre actividades de la vida diaria que son luego revisados por un profesional de la salud.”

La recogida de datos gracias al monitoreo remoto de pacientes ayuda a mejorar la eficacia y las características de la atención médica para pacientes y profesionales de la salud. De hecho, el 88% de las organizaciones de atención médica ya están invirtiendo o diseñando un plan para desarrollarlo. Y, según la Consumer Technology Association (CTA), el 68% de las organizaciones de atención médica respaldan las soluciones de monitoreo de pacientes para mejorar el futuro de la atención médica.

Beneficios y necesidades del monitoreo remoto de pacientes

Desde hace unos años, la forma de comunicarse con el paciente está cambiando. Por eso, también debe cambiar el monitoreo del paciente actual. Es evidente que la COVID-19 ha acelerado el proceso provocando la necesidad urgente de aprovechar las soluciones digitales para el monitoreo de pacientes ya que, al hacer consultas online, se ahorran las salas de espera o la infección de los profesionales sanitarios por COVID-19 (u otras enfermedades).

Por eso, actualmente, hay una necesidad de mejores herramientas de detección y monitoreo de la salud, que podrían proporcionar ayuda médica en el hogar. Si nos fijamos en el modelo de riesgo de crónicos permanentes, hay un 20% de pacientes crónicos con alto requerimiento (un 5% de pacientes con altísimo requerimiento que son los que deben estar ingresados y vigilados y un 15% que requiere seguimiento moderado con una monitorización frecuente). Es este 15% de pacientes el que genera el 80% del gasto en sanidad pública.

captura fredi 1

Así pues, en el futuro se prevé que los pacientes no opten por dispositivos médicos costosos en sus hogares. Por eso, los proveedores de atención médica buscan soluciones (sensores, dispositivos móviles, continuidad y proximidad) que mejoren la atención médica, junto con el crecimiento de los ingresos.

¿Qué herramientas tenemos y qué esperamos?

Uno de los grandes cambios que se esperan es la hospitalización domiciliaria. Los hospitales tenderán a reducir su espacio y a tener servicios de alta resolución y tecnología. Los cuidados en pacientes serán monitorizados en su casa mediante sensores que sean capaces de dar diferentes tipos de respuestas sanitarias más o menos automatizadas con la participación de inteligencia artificial y algoritmos inteligentes.

Además, desaparecerán los grandes dispositivos hospitalarios conectados por cables o por wifi y las famosas maletas del médico con diferentes dispositivos para que el paciente pueda hacer sus propias biomedidas (tomarse la temperatura, controlarse el peso, la tensión, etc). Ahora se busca que la accesibilidad a los datos sea permanente, continua y de bajo coste. Y esto hará que el monitoreo de salud también se duplique, crezca y aumente la demanda. Incluso se prevé que el mercado internacional de monitorización multiparámetro de pacientes supere los 6.100 millones de dólares para 2027, debido a la frecuencia de enfermedades que ponen en riesgo la vida (más de 50 millones de pacientes mueren anualmente de enfermedades no transmisibles que pueden ser controladas mediante monitorización remota y la cronificación de la oncología también requerirá una monitorización remota).

Por otra parte, según una revisión de VivaLNK, el 43% de los médicos confía en que la recepción del monitoreo remoto de pacientes (RPM) será comparable a la monitorización de pacientes hospitalizados en cinco años ya que los costes se reducirán y habrá una mayor eficiencia.

Doctomatic, una nueva propuesta para el monitoreo remoto de pacientes

De las diferentes herramientas y plataforma médicas de monitoreo remoto disponibles, ninguna funciona con cualquier dispositivo médico ni para cualquier patología. Es decir, actualmente, el profesional sanitario tiene que utilizar 10 plataformas distintas para controlar 10 patologías diferentes, lo que conlleva muchos recursos a nivel económico y de tiempo. Por eso, nuestro equipo ha creado Doctomatic, una plataforma de gestión de datos de pacientes con marcado CE tipo I donde se reúnen todas las plataformas que ya estaban dando estos servicios. Es un modelo propio de captura de datos sanitarios con inteligencia artificial que genera automáticamente alertas para el equipo médico cuando:

  • Hay una falta de toma de datos por parte del paciente o el personal del centro
  • Se capturan datos fuera del rango previsto para el paciente

El paciente recoge sus datos mediante los dispositivos médicos acordados (por ejemplo, termómetro digital, pulsómetro, etc.) en 4 clicks, valida los resultados y de ahí van directamente a la plataforma a la que tienen acceso los clínicos. De esta manera, si falta algún parámetro o se sale de lo normal, el equipo médico podrá actuar de manera precoz.

¿Qué se logra haciéndolo con esta plataforma de plataformas? Que sea mucho más fácil para el paciente que la vía bluetooth y como no va implicado con un dispositivo concreto ni hay una logística ni un mantenimiento, es mucho más barato en costes para cualquiera (paciente y sistema de salud). Además, el modelo es propio, tiene independencia y escalabilidad inmediata. Es software y se puede utilizar en diferentes partes de mundo.

captura fredi 2

En la imagen siguiente se encuentran las patologías crónicas con las que estamos trabajando o podemos trabajar. Además, estamos trabajando con COVID-19, cuyos datos podríamos recogerlos del termómetro y pulsómetro e ir controlando al paciente. Otras patologías que podríamos controlar a través de Doctomatic con el termómetro digital son las hipertermias.

captura fredi 3

Actualmente, estamos trabajando en muchos aspectos. Uno de los más importantes es la conectividad de datos en casa de los pacientes para aligerar las infraestructuras sanitarias.

Referencias

Fundación iSYS. (12 de mayo de 2022). eHealthBEATS: La monitorización remota de pacientes en el S.XXI [Video]. Youtube. Extraído de

FrancescGarciaCuyasDr.Frederic Llordachs-Marqués
Médico, co-fundador y socio de Doctoralia e impulsor de DOCTOMATIC.@doctomatic