palabraiSYS es una fundación para desarrollar proyectos sociales de salud digital

Evaluación de las webs como herramientas de alfabetización en salud

¿Ayudan los contenidos de la www en la alfabetización en salud? Esta es la pregunta que se hicieron los autores de una revisión sistemática de literatura [1]. Con el objetivo de identificar estudios sobre el uso de servicios de salud en línea por personas con conocimientos limitados en salud, han tratado de obtener información sobre cómo se ha abordado y debería abordarse la alfabetización en salud en la era de la eSalud. Los autores seleccionaron 74 estudios que clasificaron en cinco áreas temáticas:

DATALos enfoques basados en grandes bases de datos (Big Data) podrían mejorar la provisión de atención médica y los resultados de salud. La complejidad de los datos, los desafíos, facilitadores y barreras, se suman a las limitaciones que está enfrentando este tipo de investigación, como son la privacidad, la equidad y la seguridad de toda la información que manejan.

Los grandes datos, junto con el uso de enfoques analíticos avanzados, como la inteligencia artificial (IA), tienen el potencial de mejorar los resultados médicos y la salud de la población. Los datos que se generan de manera rutinaria a partir de, por ejemplo, registros médicos electrónicos y dispositivos portables se han vuelto cada vez más fáciles y baratos de recopilar, procesar y analizar. En las últimas décadas, esto ha provocado un aumento sustancial en los esfuerzos de investigación biomédica fuera de los entornos de ensayos clínicos tradicionales.

Grup Atwnes

El 28 y 29 de enero se lanzó en Atenas (Grecia) el proyecto europeo ASCAPE: Artificial Intelligence Supporting Cancer Patients Accross Europe. Se trata de un programa de investigación de Horizon 2020 en el que participa la Fundación Isys junto con la Fundació Clínic per la Recerca Biomèdica, además de otros 13 partners de 7 países diferentes, incluyendo Suecia, Grecia, el Reino Unido, Italia, Alemania, Francia y España. 

Gens CaMaUno de los aspectos que propicia el mundo digital es la abundancia de datos. La huella digital que dejamos con nuestras interacciones es cada vez mayor; pagando, hablando por teléfono, subiendo información a las redes sociales, usando el correo electrónico, visitando webs, etc. Dicen los expertos que con 300 clics se puede obtener un perfil nuestro bastante fiel. Hemos entrado en ello con una cierta inconsciencia y un cierto sentimiento de inevitabilidad.

Pero, curiosamente, ahí dónde aportar los datos pudiera servir para el bien común, como es el caso de la investigación médica, existen serias dificultades para articular las autorizaciones. Considerandos éticos, de anomimización (todos recordamos con un cierto escalofrío la distopía de Gattaca), de altruismo para contribuir en lo común y protección individual, se entremezclan dificultando los avances que una buena gestion de estos datos podría aportar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información