inicia sesión

palabraiSYS es una fundación para desarrollar proyectos sociales de salud digital

plantilla web BONA INTERCONECTIVIDAD

Actualmente, hay una gran explosión de dispositivos móviles y aplicaciones en salud, cada vez con más beneficios. Sin embargo, su falta de integración en los hospitales genera que baje su tasa de adopción y las condene al fracaso.

Por eso, el objetivo principal de la informatización de las organizaciones sanitarias es desarrollar un soporte de información y gestión interconectado y óptimo para la integración de nuevas aplicaciones de salud.

Sistemas de gestión e informatización en los hospitales: ¿qué son y cómo han evolucionado?

Los procesos sanitarios y clínicos dependen del soporte de la gestión y los recursos de un hospital u organización sanitaria. Estos recopilan los datos de la salud y de otros sectores relevantes, los analizan, garantizan su calidad general, relevancia y oportunidad y los convierten en información que permitirá llevar a cabo las actividades asistenciales y administrativas cotidianas de un hospital.

En las últimas décadas, ha habido un gran despliegue de sistemas de gestión en los hospitales, sobre todo con un perfil más administrativo. Y, hoy en día, constituyen una infraestructura común en los centros sanitarios con buen soporte de los principales procesos. Evidentemente, cuanto mayor y más especializado sea el hospital, más complejo será el sistema del soporte de gestión y recursos.

No obstante, mientras que la informatización de sistemas administrativos ha ido avanzando, la informatización de la capa clínica tan solo ha cambiado su medio de soporte. Actualmente, se ha conseguido pasar del papel a un medio electrónico, pero no se ha logrado añadirle valor para los profesionales sanitarios en su actividad diaria.

La fragmentación de los datos clínicos, problema principal de la informatización

Cada vez más, los profesionales solicitan nuevas funcionalidades como el registro de datos procesables, el consejo inteligente, las interfaces de usuario contextuales o disponer de información relevante y adecuada que soporte la decisión clínica en tiempo real en el momento y lugar de la atención sanitaria. Por eso, este limitado valor añadido supone un problema. 

Esta situación, a su vez, se ve agravada con una creciente tendencia actual: la provisión de atención sanitaria a través de distintas organizaciones sanitarias u hospitales. Los datos clínicos de los pacientes se encuentran cada vez más fragmentados en un ámbito más amplio, incluso a través de aplicativos móviles (considerados sistemas de información con los que interactúa el paciente).

imagen 1 confSantiagoFrid

Imagen 1. Fragmentación de los datos clínicos de un paciente en diferentes organizaciones y dispositivos.

Estandarización de interfases, clave para la integración de apps de salud en los hospitales

Las conexiones punto a punto se refieren a una conexión limitada a dos extremos o nodos (sistemas o aplicativos). Si se realizara una conexión punto a punto con cada uno de los diferentes sistemas de información que buscan conectarse para compartir información, las interfases irían aumentando de forma exponencial y complicaría la gestión en las organizaciones sanitarias.

Por eso, el enfoque más provechoso que permite resolver esta problemática es estandarizar las interfases entre las cuales se conectan los diferentes sistemas. De esta manera, cada vez que se agrega un nuevo sistema, lo único que se debe hacer es adecuarse a esa estandarización compartida con todos los demás sistemas y aplicativos que están conectados.

Es cierto que este enfoque genera dificultades a la hora desarrollarlo y es más sencillo hacer la conexión punto a punto. Sin embargo, estandarizar el proceso no solo tiene la ventaja de evitar el crecimiento exponencial de interfases, sino que de esta forma todos los sistemas conectados pueden compartir datos entre sí. Además, las aplicaciones o los sistemas que puedan estandarizar su forma de compartir información también podrán hacerlo en cualquier otro entorno, sistema, ciudad, país o incluso continente.

Interoperabilidad semántica o cómo optimizar la comunicación entre sistemas de información

Optimizar el potencial de los sistemas de información y de las historias clínicas electrónicas en un entorno de atención sanitaria fragmentada no solo consiste en garantizar el acceso o conexión entre sistemas, sino que tienen que poder comunicarse entre ellos y comprender la información más allá de localización, idioma o tipo de sistema. La información debe tener el mismo sentido semántico para que cada sistema sepa de lo que está hablando. A esta capacidad de los sistemas de comunicar con datos y con significados, se la conoce como interoperabilidad semántica.

Imagen 2 confSantiagoFrid

Imagen 3. Diferentes niveles de interoperabilidad, ejemplos de lenguajes o vocabularios comunes (LOINC, SNOMED CT o ICD 10CM) y diferentes estándares (FHIR, ISO13606 y openEHR) que permiten organizar la información.

Actualmente, la interoperabilidad semántica es uno de los retos más importantes. Se trata de disponer de la infraestructura de comunicación adecuada y de organizar los datos de manera común. Existen distintos niveles de interoperabilidad, y en cada uno de ellos hay estándares que permiten organizar los datos que regulan ciertos procesos clínicos y utilizan determinados lenguajes o vocabularios comunes (LOINC, SNOMED CT, ICD 10).Imagen 3 ConfSantiagoFrid

Imagen 3. Diferentes niveles de interoperabilidad, ejemplos de lenguajes o vocabularios comunes (LOINC, SNOMED CT o ICD 10CM) y diferentes estándares (FHIR, ISO13606 y openEHR) que permiten organizar la información.

Modelos de referencia y arquetipos

Existen distintas normativas y estándares que permiten alcanzar esta estructuración de datos común y compartir así la información entre distintos sistemas. Algunos de ellos son FHIR, ISO 13606 y openEHR.

Para comunicar información sanitaria entre los distintos sistemas tiene que haber una representación genérica, que es lo que se conoce como un modelo de referencia. El modelo dual de la norma ISO y openEHR separa entre el modelo de información, que es fijo, del modelo de conocimiento, que puede ser cambiante o variable a lo largo del tiempo. En este sentido, se asemeja a las piezas de Lego. Los diferentes tipos de modelos de referencia serían las piezas básicas, que son estables y son las que podemos utilizar para crear distintos arquetipos según cómo combinemos las piezas y generar información totalmente distinta.

Imagen 4 ConfSantiagoFrid

Imagen 4. En este podemos ver cómo utilizando las mismas piezas, podemos obtener una ambulancia (arquetipo A) o un coche (arquetipo B).

Por tanto, todos los sistemas que compartan información arquetipada y normalizada bajo el mismo estándar hablarán y entenderán lo mismo.

De la teoría a la práctica: app de salud Xemio en un sistema de información y gestión hospitalario

Xemio es una app para acompañar a personas en tratamiento de cáncer de mama. Su objetivo principal es ayudar a la paciente frente a dudas que le puedan surgir cuando no esté en un entorno hospitalario, ofreciendo información concreta, rigurosa y actualizada para que pueda entender lo que le sucede.

Actualmente, gracias a un proyecto europeo basado en la inteligencia artificial para la toma de decisiones clínicas, está siendo integrada en OntoCR, un repositorio de datos clínicos estandarizado que forma parte del sistema de información en salud del Hospital Clínic de Barcelona. Por un lado, las pacientes registran cuestionarios de calidad de vida directamente en OntoCR, y a su vez algunas utilizan la app Xemio para registrar efectos adversos y monitorizar su actividad (pasos diarios, calorías, etc.).

Esta comunicación entre el aplicativo móvil Xemio y el sistema de información y gestión OntoCR se realiza como extractos de la norma ISO 13606, constituyendo una prueba excelente como modelo a seguir para otras integraciones entre apps y sistemas.

Así pues, en un futuro cercano, el objetivo final es avanzar hasta este tipo de modelos para que la enorme cantidad de sistemas con los que nos relacionamos pueda aportar este valor añadido para los profesionales sanitarios y para la sociedad en general.

Referencias

(1) Luna D, Otero C, Plazzotta F, Campos F. Sistemas de Información para la Salud. González Bernaldo de Quirós F, editor. 2018.

(2) Campos F, Kaminker D, Otero C. Principios de Interoperabilidad en Salud y Estándares. González Bernaldo de Quirós F, editor. 2018.

 

Santiago Frid 100Santiago Frid
Médico endocrinólogo y especialista en informática de salud. @santifrik

 

TOP5 2019 mod

  • En la octava edición del Top Apps de Salud de la Fundación iSYS también han encabezado el ranking de apps para pacientes: Preventicus HeartBeats, Afasia, FreeStyle, Rithmi, Migraine Buddy, Nefrodiet y Alcer App
  • Junto a OncoAssist, las mejores apps para profesionales han sido RACE Scale, iDoctus, ACC Guideline Clinical App y App Dolor.com
  • La presentación del Top Apps Salud se ha realizado en el contexto de la IV Edición de la mHealth Barcelona Conference, organizada en colaboración con el eHealth Center de la UOC y la CAMFiC y celebrada en el Movistar Center con el apoyo de Telefónica
  • Las apps que han encabezado el ranking durante más de tres años consiguen la distinción Best in Class, con las Apps para la diabetes Social Diabetes y One Drop liderando la clasificación para pacientes y ACO+ la de profesionales

Resumen IQVIA Digital Health Trends 2021

 

 

Digital trends IQVIA 2021IQVIA, empresa resultante de la fusión de Quintiles e IMS Health, Inc., es una multinacional estadounidense que presta servicios de tecnología de la información sanitaria e investigación clínica. El IQVIA Institute for Human Data Science Reports, nos brinda informes periódicos sobre el estado de la situación y tendencias en salud digital de acceso gratuito (excelente caso de inbound marketing).

El último publicado, “Digital Health Trends 2021, Innovation, Evidence, Regulation and Adoption” presenta un interesante análisis sobre el estado del arte de la salud digital móvil. Son atractivos los gráficos interactivos que muestra en su web, junto al informe descargable.

instagram

Instagram es muy visual. Por eso podemos pensar que es complicado hablar de temas de salud en esta plataforma. Sin embargo, es tan sencillo como adaptar la información que queremos dar a las características que requiere esta red social.

Se tiene que divulgar información de salud, y también en esta plataforma, pero no a cualquier precio. Hay que controlar los bulos y tener unas buenas fuentes que nos permitan crear contenido y divulgarlo. Al otro lado hay personas que pueden apropiarse de los contenidos de salud que estamos creando y hacer un mal uso, y llevar a un resultado contraproducente. De ahí la importancia de comprobar lo que divulgamos con fuentes fiables.

Aspectos a tener en cuenta

El objetivo. Puede ser que la gente acuda a nuestras consultas o venga a la farmacia. Se pueden trabajar objetivos pequeños que se engloben en uno grande. Pero es importante definir qué queremos conseguir utilizando Instagram.

La imagen. A diferencia de TikTok o Twitter, donde se pueden ir poniendo cosas sin tener en cuenta la imagen global del perfil, en Instagram es un punto para trabajar antes de empezar. Debemos elegir la paleta de colores que utilizaremos, que puede ser la de nuestro logo, y definir características para que nos identifiquen con esas tonalidades. Es decir, que cuando alguien vea una de nuestras publicaciones la pueda asociar a nosotros, saber quién la ha hecho sin necesidad de ver la marca. Además, es muy positivo que en la biografía (Feed) haya armonía, es decir, que todas las publicaciones tengan las mismas tonalidades.

La estrategia. Consiste en definir qué tenemos que hacer para conseguir nuestros objetivos. Es decir, definir cuando queremos publicar y qué queremos publicar. Por ejemplo, si lo que queremos es hablar de días mundiales, deberemos definir cuáles son esos días y planificar bien las publicaciones. Es importante que esta estrategia esté plasmada al menos 1 mes antes de la fecha en cuestión. Siempre se pueden ir añadiendo nuevos elementos.

Y de ahí surge el calendario de contenidos. Estar en las redes sociales requiere un tiempo de trabajo y dedicación. Para poder crear una comunidad en Instagram o en cualquier otra red social y que la gente espere los contenidos, se tiene que trabajar. Por ello, seguir un calendario es muy útil para evitar que los imprevistos nos impidan conseguir nuestros objetivos. Cada uno debe trabajar su propia estrategia, pero ahora mismo está funcionando publicar 2 o tres stories al día, 2 o 3 reels a la semana, y 2 o 3 publicaciones clásicas. Si no publicamos todos los días, los algoritmos de Instagram penalizan.

El apartado específico de la biografía se tiene que trabajar. No puede ser muy larga, tiene que ser concisa y clara. Tenemos que expresar quién somos, qué hacemos y la página a la que queremos redirigir los usuarios. Si tenemos una consulta o una farmacia, por ejemplo, en la biografía tenemos que dejar claro el horario. Además, en la foto es preferible que aparezca la imagen del autor para humanizar el perfil. De lo contrario, siempre va a haber una distancia y los usuarios no cogerán la confianza que necesitan, y que es tan importante en temas de salud.

Aplicaciones útiles para el día a día


Programación

Metricool se utiliza para programar. Hay horas en que si publicamos tendremos más visualizaciones y otras donde menos. Programar es útil para optimizar y no tener que estar pendiente de la hora para hacer la publicación. Además, permite acceder a estadísticas que permiten conocer hasta la localización de los seguidores. La versión gratuita permite acceder a tres cuentas.

Se pueden utilizar otros programas o incluso los propios de Facebook, pero ninguno de ellos permite programar stories ni reels.

Smartlinks
El propio Metricool también permite crear smartlinks. Pero ¿qué es un smarlink? Es un link que engloba otros links. Esto permite poner en la biografía el sitio web principal y los enlaces específicos a los que nos referimos en las publicaciones, sin necesidad de tener que estar cambiando el link de la biografía a cada momento. Si subimos tres stories al día, deberíamos cambiar tres veces el link, y teniendo en cuenta que no todo el mundo nos visualiza en el mismo momento, muchos usuarios se pueden perder.

Otra aplicación muy útil es Linktr.ee. Permite como hemos dicho, cambiar las entradas conforme vamos publicando. Eso sí, a nivel visual es recomendable que solo haya 4 o 5 links para que el usuario no tenga que hacer demasiado scroll. En la imagen inferior vemos la vista de administrador a la izquierda y la vista de usuario a la derecha.

linktree

 

• Edición

Con Canva se puede crear todo lo que se pueda imaginar: infografías, presentaciones, imágenes, vídeos, etc. Y todo ello preparado con las medidas exactas de cada red social.

Genial.ly sirve para crear juegos y actividades. Se utiliza mucho en educación. Aunque el plan gratuito es bastante limitado, hay plantillas sencillas que están disponibles y que son muy útiles para hacer presentaciones, infografías, imágenes interactivas, vídeos y juegos.

Para la creación de reels, es decir los vídeos cortos, tenemos varias opciones. Es un formato que Instagram está intentando fomentar para intentar hacer la competencia a TikTok, por lo que si se suben reels obtendremos muchas más visualizaciones. Captions, es una aplicación que permite poner subtítulos. Simplemente se sube el vídeo, y se general los subtítulos automáticamente. Hay que revisarlo, porque a veces hay palabras erróneas, pero es muy cómoda.

CapCut es otra aplicación con infinidad de posibilidades, sobre todo para crear reels (cortar, añadir, cambiar el fondo, añadir subtítulos en español, etc.). Por ejemplo, podemos hacer que una persona aparezca dos veces en la misma imagen.

Características específicas de Instagram

Instagram quiere personas activas. Esta red social quiere gente que mueva la plataforma, que le aporte mucho contenido. Cuánto más contenido le demos, más intentará potenciarnos y, por lo tanto, más enseñará nuestras publicaciones.

También quiere que se creen comunidades. Para ello, nos muestra primero el contenido de las personas que siempre buscamos y en las que nos detenemos, mientras que a los que siempre pasamos, dejará de mostrárnoslos. Además, tenemos la opción de activar las notificaciones de un perfil. Es por ello, que muchos perfiles al final de las publicaciones añaden el: “Dale a me gusta, compártelo y activa las notificaciones para ver el contenido antes”.

No solo se trata de publicar, sino de contestar, responder a los usuarios en los comentarios. Y aquí es donde paramos para decir que la salud es un tema delicado. Se pueden llegar a recibir muchas consultas específicas y por eso debemos cuidar todo lo que decimos porque no conocemos a la persona que está al otro lado. Los consejos deben ser relativamente generales porque no sabemos si esa persona tiene alguna otra patología a la que afectaría nuestro consejo. La mejor opción es redirigir al usuario a la farmacia más cercana y de confianza, si se puede resolver con farmacia comunitaria, o bien directamente al médico.

En el sector salud, Instagram permite crear una red de contactos con otros profesionales que es muy enriquecedor. Aunque existan muchas cuentas parecidas, no todas llegan a las mismas personas. Es importante que se creen muchas cuentas, que muchos otros profesionales inviertan tiempo en crear comunidades que nos permitan “alfabetizar” sobre salud a cuantas más personas, mejor.

 

Imma Grau 100Irene González Orts
Farmacéutica con experiencia tanto en farmacia hospitalaria como en oficina de farmacia.  Autora del blog Boticonsejos, tips y consejos sobre conceptos básicos sanitarios. En Intagram @boticonsejo.