palabraiSYS és una fundació per a desenvolupar projectes socials de salut digitall

 

 Intervenciones de salud que funcionan post isys

Si la discusión sobre la calidad de los sitios de web de salud tiene mas de veinte años de historia, la pregunta sobre la eficiencia de implementar intervenciones de salud mediante internet es otro foco de interés. Y conocer qué tipo de intervenciones funcionan ha sido el objetivo de los autores de una revisión sistemática de meta-análisis: Internet-Delivered Health Interventions That Work(1).

Los autores, en su estudio, encontraron 71 metanálisis que cumplieron los criterios de inclusión. Dentro de los 71 metanálisis, hubo 1733 estudios que contenían 268 ensayos clínicos aleatorizados (ECA) únicos que probaron las intervenciones de autoayuda. En la revisión de los 268 estudios, el 21,3% (57/268) tenía sitios web funcionales.

Estos incluyeron programas web basados en evidencia sobre abuso de sustancias (alcohol, tabaco, cannabis), salud mental (depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático [TEPT], fobias, trastornos de pánico, trastorno obsesivo compulsivo [TOC]) y la dieta. y actividad física. También hubo programas basados en evidencia sobre insomnio, dolor crónico, riesgo cardiovascular y problemas de salud infantil.

Estos programas que tendían a ser intensivos, requiriendo de semanas a pocos meses de participación por parte del usuario, a menudo incluían interacción, retroalimentación normativa y personalizada, y autocontrol.

Los autores concluyeron que a pesar de encontrar disponibles una amplia gama de programas de Internet basados en evidencia para conductas relacionadas con la salud, así como para la prevención y el tratamiento de enfermedades, la mayoría de las intervenciones que resultaron eficaces en los ECA no estaban disponibles en sitios web para uso por el público general. Recomendaban hacer mayores esfuerzos para proporcionar mecanismos para albergar "intervenciones que funcionen" en la Web y para ayudar al público a localizar estos sitios.

Esta conclusión podría contradecir incluir dentro de los “peligros” de las webs sobre salud, el auto-tratamiento (2). La discusión sería que, por un lado, no se comparten las intervenciones “que funcionan” y que podrían ayudar a un público más grande mediante el acceso web; y que por otro, se cataloga de peligro el auto-tratamiento. Puede ser peligroso que una persona, sin el suficiente conocimiento, se construya un auto-tratamiento, pero sería interesante que los que diseñan intervenciones que sí funcionan, con conocimiento suficiente, las compartiesen en formato abierto, para que se pudieran prescribir.

 

Imma Grau 100Imma Grau
Investigadora social en comunicación y salud. Comunicadora ubuntu. El cocktail: ingeniería, ciencias de la información y sociología; inmersa en el mundo profesional sanitario y en el de los pacientes. @Inma_Grau

Fecha: 07/06/2021 Revisión: 13/07/2021

 

Referencias

[1] Rogers MA, Lemmen K, Kramer R, Mann J, Chopra V. Internet-Delivered Health Interventions That Work: Systematic Review of Meta-Analyses and Evaluation of Website Availability. J Med Internet Res. 2017 Mar 24;19(3):e90.

[2] Daraz L et all. Can Patients Trust Online Health Information? A Meta-narrative Systematic Review Addressing the Quality of Health Information on the Internet. J Gen Intern Med. 2019 Sep;34(9):1884-1891.

Afegir comentari

Comentaris

  • No s'han trobar comentaris

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información