palabraiSYS es una fundación para desarrollar proyectos sociales de salud digital

Salud conectada 2

Salud digital en pandemia


Con algo de perspectiva, muchos nos preguntamos si la pandemia ha servido para impulsar la salud conectada. Se ha digitalizado mucho, pero se ha conectado poco. La salud digital nos ha ayudado a tener más información e incluso una mayor formación. Pero podríamos haber hecho un mejor uso de los datos.

El despliegue de la telesalud ha sido bastante extensivo pero muy irregular. E incluso en muchos casos no se puede considerar telesalud sino digitalización de la consulta presencial.

El uso de la mHealth podría haber tenido un mayor impacto sobre todo en el manejo y el control de pacientes crónicos durante el confinamiento.


¿Qué es la salud digital?


Salud digital es un término relativamente joven y siempre se ha puesto el acento en la tecnología y no en lo que realmente podemos hacer con la tecnología. El concepto de salud digital se entiende mal, cada uno entiende una cosa y de hecho podemos encontrar muchas definiciones de salud digital.

La salud digital es buscar nuevas formas de aportar valor a la salud mediante las mejores tecnologías disponibles. Nos pasa siempre que tenemos un martillo y queremos aplicarlo a todo. Cuando aparece una tecnología o una red social nueva, trabajamos para ver cómo se puede aplicar a la salud. Quizá deberíamos empezar a trabajar al revés. Imaginemos que tenemos un problema, como, por ejemplo, que no conseguimos llegar a los pacientes. Buscaremos qué herramientas hay a nuestra disposición y utilizaremos las que las que nos faciliten la mejor solución.

Sin embargo, las personas que más se podrían beneficiar de las tecnologías no lo hacen porque no saben utilizarlas, por lo que no debemos pretender digitalizarlo todo. La telemedicina está muy bien cuando aporta valor a la vida de las personas, cuando facilita. Pero hay determinados momentos en que lo presencial es muy importante y lo debemos mantener, por tanto tenemos que buscar el equilibrio.

Alfabetización de pacientes

Los pacientes deben disponer de recursos que les ayuden a la alfabetización en salud y de servicios que les permitan estar en contacto con los profesionales y con otros pacientes.

En los últimos años, se ha trabajado mucho para conseguir la alfabetización en la salud. Antes, durante y después de acudir a los profesionales, lo que hacen los pacientes es ir a Google a contrastar la información. El problema es que Google tiene mucha información y aunque cada vez nos ofrece resultados más adecuados, le falta contexto. Cada vez más se colocan fuentes de información fiables en las primeras posiciones (organismos, instituciones oficiales, sociedades científicas). Sin embargo, Google no sabe quiénes somos ni cuál es nuestro nivel de alfabetización digital. Con lo cual, nos devuelve una información muy genérica o incluso demasiado específica, pero en muchos casos es incorrecta. Además, la plataforma tiene unos intereses comerciales, por lo que entre los resultados puede mostrarnos publicidad que no nos interesa.

Disponer de esa información no equivale a aprovecharla o a mejorar el conocimiento. Ni la información está preparada para ello ni los pacientes lo están para acceder y procesar dicha información y adecuarla a sus necesidades.

Alfabetización para los profesionales

Los profesionales asocian la salud digital a introducir datos en un ordenador o a un programa orientado a gestión, más que a un recurso que pueda ayudarles en su trabajo. Pero las posibilidades son múltiples.

Los profesionales deben ser capaces de utilizar esas herramientas para impulsar la alfabetización de la población, por ejemplo, realizando curación de contenidos para pacientes o prescribiendo foros de ayuda.

Así mismo, deben utilizarlas para mejorar sus conocimientos y de este modo ofrecer mejores resultados y tratamientos a los pacientes. Cada uno de nosotros tiene un entorno personal de aprendizaje. En el caso de los profesionales, sería la manera en que acceden al conocimiento científico para mantenerse actualizados. En un momento en que la información crece exponencialmente, es importante aprender a filtrar, procesar y buscar la información para el propio beneficio. La formación tiene que parecerse cada vez más a Netflix. Cuando los profesionales se disponen a formarse es porque necesitan el conocimiento en ese momento y no cuando se convoca el curso.

Salusone pone de manifiesto que los profesionales necesitan herramientas y que la formación es cada vez más digital y más móvil. Esto significa que tenemos que trascender de la pantalla grande de ordenador a la del móvil.

En cuanto a la red de contactos, antes los profesionales se encontraban en cursos y congresos. Pero ahora tienen la posibilidad de estar conectados en cualquier momento y con compañeros de cualquier parte del mundo.

La salud digital también es la forma en la que trabajan los profesionales. Cuando les surgen dudas, deben poder disponer de herramientas que les permitan acceder al mejor conocimiento. Es decir, disponer de la tecnología para ayudarse en el día a día profesional.

La salud digital es también como se comunican y atienden los profesionales a los pacientes. Nos referimos a utilizar la telemedicina, la teleconsulta, el telediagnóstico en todos aquellos momentos que pueda aportar valor.

 

Irene Gonzalez OrtsJosé María Cepeda

Enfermero de emergencias en la Gerencia de Emergencias Sanitarias desde 2002. Fundador del proyecto Salud Conectada y director de SalusOne

 

Añadir comentarios

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información